Valladolid, 2 de junio de 2017.- La triatleta vallisoletana Esther Gómez ha sido convocada por la Federación Española de Triatlón (FETRI) para formar parte de la selección española que participará en el Campeonato de Europa de Triatlón ETU Youth que se disputará entre el 13 y el 16 de julio en la localidad lituana de Panevezys. Gómez se hizo acreedora del billete para la prueba continental después lograr la segunda posición en el clasificatorio disputado el pasado fin de semana en la capital de España tras una brillante actuación.

Así pues, por segundo año consecutivo la deportista del E-Triatlón Valladolid participará en la prueba europea junto a la murciana Laura Durán y la madrileña Beatriz Medrano, las tres deportistas que este año compondrán el equipo nacional que tratará de hacer el mejor posible en una prueba muy exigente. De esta forma, el 13 de julio se disputará la semifinal femenina, donde Esther tratará de hacer méritos para meterse en la final que se dirimirá dos días después.

El camino para llegar a la localidad de Panevezys, la quinta ciudad más importante en cuanto a población de Lituania, no ha sido nada sencillo para la deportista del Centro de Tecnificación de la Federación de Triatlón de Castilla y León, no solo por la dificultad del triatlón de Madrid y el alto nivel de los participantes, sino también por un esguince de rodilla que Gómez tuvo que superar en el mes enero.

En Madrid, Esther estuvo formidable, siempre en las primeras posiciones e iniciando la competición con la solvencia que en ella es habitual, lo que le permitió salir en cabeza del primer sector de natación acompañada por Henar Diana Cons o Judit Ibarra, entre otras, tras 750 metros en el lago de la Casa de Campo.

La igualdad era notable entre las competidoras, lo que se mantuvo en el sector ciclista de algo más de siete kilómetros. Esther volvió a llevar la iniciativa de la prueba en cabeza de carrera, donde se sumó Laura Durán. Las dos primeras posiciones aseguraban plaza para el Europeo, por lo que Esther jugó sus bazas con inteligencia. Durán se llevó el triunfo por once segundos, pero la vallisoletana firmo la segunda plaza pese a la amenaza de una gran especialista a pie como Beatriz Medrano.

Al finalizar la prueba, Esther se mostró “muy feliz” por haber logrado tanto la segunda plaza en Madrid como sobre todo, por lograr el pasaporte para Lituania en lo que supondrá para ella vivir de nuevo una gran experiencia tanto deportiva como personal. Aunque quizá lo más importante si cabe, fueron las “buenas sensaciones” que le dejó la competición ya que se olvidó completamente de una lesión totalmente superada.