29 de enero de 2021.- El rugby castellano y leonés está de enhorabuena y tras diez meses parados por la grave situación sanitaria, vuelve la liga de rugby ‘ASISA’ a los campos de rugby de Castilla y León. El pasado mes de marzo se celebró en Salamanca el último partido, sin que nadie imaginara entonces que con ese partido se daría por terminada la liga 2020 y que la competición se pararía durante diez larguísimos meses.

Pero todo llega y tras meses de incertidumbre, espera y mucho trabajo por parte de clubes y Federación de Castilla y León, el sábado 30 los campos de Pepe Rojo (Valladolid) se teñirán de ilusión y ganas, con el arranque de Liga ASISA Femenina, y el partido que enfrentará  al VRAC Quesos Entrepinares y al Sportia de Burgos.

El presidente de la Federación, Fernando Raposo ha destacado  «la fuerte labor de todos los equipos de la comunidad para sacar adelante el rugby en sus provincias y paliar las heridas que dejará la pandemia al deporte». Además aprovechó para desear suerte a ambos equipos y destacó la gran labor de la comisión SARS-COV 2 de la Federación en pro de la seguridad de todos».

TEST DE ANTÍGENOS

Ambos clubes junto con el equipo arbitral han pasado ya el test de antígenos y cumplido todos los protocolos marcados por la comisión SARS-COV 2 de la federación.

Hay que destacar además de inicio de la competición la solidaridad de todos los equipos, muchos de ellos como es el Sportia Burgos que suma jugadoras del Physiorelax Palencia.

Con el pitido del vallisoletano Gabriel Raposo el sábado 30 a las 14.00 horas se iniciará el primer partido del año.