8 de marzo de 2021.- Gran papel del atletismo de Castilla y León en el campeonato de Europa celebrado en Polonia, en Torun. El palentino Óscar Husillos se fue a la cama cumpliendo su sueño al proclamarse de forma fantástica campeón de Europa de 400m. El palentino por fin ha logrado la recompensa que tanto merecía tras una trayectoria plagada de éxitos, de récords y de una gran decepción en el Mundial de Birmingham en 2018 cuando logró proclamarse campeón del mundo con récord de Europa incluido y que tan sólo le duró unos minutos hasta que llegó aquella maldita descalificación y que tanto nos entristeció; pero el de Astudillo ha demostrado desde entonces que está hecho de otra pasta, primero al año siguiente logrando ser subcampeón de Europa en el Europeo de Glasgow tras el multicampeón el checo Pavel Maslak y además logrando un récord de España de 45.66 que sigue en lo más alto pero después vinieron los problemas físicos que le lastraron todo el aire libre y un 2020 donde lo pasó de puntillas para volver en este 2021 totalmente enchufado donde carrera tras carrera ha ido a más para llegar en este campeonato en una forma que nos hacía recordar al de 2018.

 Bronce de Jesús Gómez

Jesús Gómez venía con posibilidades de conseguir otra medalla, y así lo ha demostrado, logrando el bronce en la prueba de 1.500 metros con 3:38.47, siendo solo superando por el noruego Jakob Ingebrigtsen y el polaco Marcin Lewandowski.

Una lástima Álvaro de Arriba, que no tenía fortuna en su eliminatoria de 800 metros y terminaba en quinta posición con 1:49.99, quedándose fuera de las semifinales.

Final Femenina de 1.500

Otro momento histórico se vivió en la final femenina de 1.500 metros; por primera vez en la historia, tres españolas, dos de Castilla y León, la soriana Marta Pérez y  la segoviana Águeda Muñoz, participaban en una final europea bajo techo y además con serias opciones de medalla. Salió una carrera lenta, muy lenta donde de salida Marta y Águeda junto a la catalana Esther Guerrero se pusieron en cabeza marcando el ritmo y manteniendo al resto de rivales por detrás hasta que poco a poco se fue acelerando el ritmo a medida que pasaban las vueltas. Finalmente, Marta Pérez se tuvo que conformar con la cuarta posición, Esther fue quinta, y Águeda entró en séptima posición, aunque finalmente fue descalificada, por un dudoso empujón a otra atleta, ya que en estas carreras de medio fondo en pista cubierta, los contactos entre atletas es lo más común en cada carrera.

A pesar de ello, espectacular campeonato de nuestras mediofondistas, peleando en una final europea, y Águeda batiendo el récord de España sub 23 de 1.500.

Destaca también en chicas la presencia de la jovencísima Andrea Jiménez en los 400 lisos y aunque no pudo pasar de ronda, la abulense ha realizado una buena marca de 54.34 por la calle uno en su primera Internacionalidad absoluta.