9  de enero de 2023.- Cara y cruz para los dos principales representantes del CPLV en Canterac. El Caja Rural se impuso al Playas de Oropesa (5-1) con un gran Guille Jiménez para auparse a la segunda plaza de la Liga Élite masculina y acariciar el ser cabeza de serie en la Copa del Rey. Mientras el Munia Panteras vio cómo caía derrotado en la recta final de su partido ante el CP Vila-Real (2-3) para acabar la primera vuelta de la Liga Iberdrola en la cuarta plaza.

A pesar de las ausencias de Marcos Pérez y Edu Requena, el Caja Rural CPLV sacó adelante su encuentro ante un combativo Playas de Oropesa, que no dio su brazo a torcer en ningún momento. Y eso que el duelo comenzó con un tempranero gol de Guille Jiménez, a la postre protagonista con un hat-trick y una asistencia. El vallisoletano no desaprovechó la primera ocasión antes del minuto 1 para abrir el marcador con un buen lanzamiento. El electrónico no se volvió a alterar hasta el último tramo de esa primera parte, cuando Eric Valls cazó un disco suelto, con su equipo en inferioridad en la pista, para batir a un hasta entonces seguro Raúl Aymerich. Con ese 1-1 se llegó al descanso.

Tras el mismo, y después de varias expulsiones, Guille Jiménez volvió a acertar con el marco rival a los 10 minutos y asistió a Max Langlois para abrir brecha siete después. Ya con 3-1, el Caja Rural CPLV no dejó atisbo a la sorpresa, con Guille Jiménez redondeando su actuación, con su tercera diana y con Andrés Baños poniendo el quinto a portería vacía a escasos segundos para el final. La victoria permite al cuadro vallisoletano auparse a la segunda plaza, a expensas de lo que haga el Tres Cantos en Molina en una semana para saber si es cabeza de serie en la Copa.

Quien no lo será es el Munia Panteras, que debía de ganar al Vila-Real para conseguirlo. Lo tuvo en su mano pese a las numerosas bajas, pero vio cómo su rival le remontaba en apenas 40 segundos, sin margen para levantarse del golpe, ya que sólo quedaba un minuto y medio para el final.

Y todo tras un partido que comenzó cuesta arriba para las Panteras, con un gol de Ainhoa Servera a los 5 minutos. Las vallisoletanas se toparon en la primera parte con Paqui Aparici y en la segunda con Luisa Bustos, que sustituyó a la primera por lesión. Lo intentaron de todas las maneras pero solo Laura Weimann acertó, en dos ocasiones, ambas con fuerza y garra, para dar la vuelta al marcador momentáneamente en la segunda mitad. Porque, cuando se las prometían felices las locales, dos zarpazos de Servera y Clara Castello, en sendas salidas desde atrás en velocidad, acabaron con sus ilusiones. La derrota deja al Munia Panteras en la cuarta plaza.