10 de abril de 2023.- El punto y final de la ‘Valladolid Lemons Battle’, primera parada de la Copa del Mundo, sirvió para subrayar el buen estado de salud del que goza el Freestyle español. En uno de los ‘Gran Slam’ del patinaje mundial, el país anfitrión reinó sobre potencias como Italia o Francia para deleite del público que ha poblado desde el jueves las gradas del Pilar Fernández Valderrama para disfrutar de este espectáculo sobre ruedas.

El Battle sirvió de epílogo de un evento de talla mundial. La española Laura Oria -una de las grandes triunfadoras de la cita- y el italiano Lorenzo Demuru se colgaron los últimos metales dorados que quedaban en juego entre conos. Estos podios -que completaron Pau Bosch y Carlos Nelson, en chicos, y Maryna Boiko y Sara de Tomasi en chicas- pusieron el broche a un medallero gobernado por los españoles.

Los patinadores nacionales han dado el do de pecho en su casa. 180 deportistas de 13 países ponían alto el listón de la ‘Valladolid Lemons Battle’ y los locales respondieron con un golpe en un pecho del que prendieron 26 medallas. Siete oros, diez platas y nueve bronces ha sido un botín que ha colocado en el medallero general a los patinadores nacionales por encima de potencias del freestyle como Italia o Francia, muy lejos con 12 y 9 medallas, respectivamente.

ÉXITO DE LOS ROLLING LEMONS

El nivel local tampoco ha defraudado. Los Rolling Lemons brillaron en la jornada del sábado sumando cuatro preseas -un oro, dos platas y un bronce- en Speed Slalom, a lo que hay que sumar seis diplomas y tres cuartos puestos que les dejaron a la orilla de engordar su botín.

El equipo vallisoletano logró un oro y una plata por equipos, una plata más para Álvaro Nieto, un bronce para Adriana Nieto y sendos récords de España en la competición de Speed Slalom, además de seis diplomas.

El club vallisoletano sólo fue superado en número de medallas por el Zlalom. El club aragonés fue el gran triunfador de la ‘Valladolid Lemons Battle’ con seis medallas; dos más que los Rolling Lemons y dos más también que el Uniteam Valenciano que se colgó tres oros y un bronce.

Con este brillante palmarés a las espaldas; Valladolid cede el testigo de las grandes citas del Inline Freestyle a Francia, Italia, Alemania o Corea; paradas donde a lo largo del año se volverán a retar los mejores patinadores de todo el planeta para sumar puntos en su lucha por el primer puesto del ranking mundial.