María Berzosa en el partido contra Uzbekistán

María Berzosa contra Uzbekistán

21 de febrero de 2024.- El grupo uno era un grupo complicado, se sabía de antemano, pero el equipo femenino español, tuvo dos grandes oportunidades de superar esa primera fase, y en ambas ocasiones, los encuentros se escaparon por la mínima. España había quedado encuadrada en el sorteo previo, ante potentes equipos asiáticos como China, gran favorita al triunfo final, India, con jugadoras de un altísimo nivel, Uzbekistán, un desconocido equipo, pero peligroso, y el conjunto europeo de Hungría, que siempre está en las rondas finales de nuestro continente. De este grupo, tres selecciones, accedían al cuadro eliminatorio. Se inició el Mundial con una buena victoria ante las uzbekas, 3/1, y con el debut de la joven burgalesa María Berzosa, que aunque realizó un partido correcto ante su rival, Rimma Gufranova, cayó derrotado por 3/1, cediendo su punto parcial. Con esta victoria, España afrontaba el segundo encuentro de grupo ante Hungría, sabedora, que era la primera oportunidad de dejar en la cuneta a un duro rival. La entrenadora española, dió de nuevo la titularidad a María Berzosa, pero la burgalesa, más nerviosa de lo habitual, no estuvo a su nível y fue superada por Bernardett Balint, en tres sets, aunque bien es cierto que en el último, María dispuso de varias bolas para meterse en el choque, para finalmente caer por 13/11. España caía por 3/2, en un gran encuentro, donde no había recompensa. En el tercer día de competición, el rival, China, las jugadoras asiáticas se mostraron intratables, superando a España por 3/0. Quedaba la última opción, vencer a India para pasar la fase de grupos. María Berzosa en esta ocasión no disputó el encuentro. Todo comenzó extraordinario para España, con vitorias de María Xiao y Sofia Xuan, que llenaban de ilusión al cuadro español. Nos poníamos 2 a 0 por delante. Pero entonces comenzó la remontada de las jugadoras indias, que se llevaron los tres choques siguientes, para poner el definitivo 3/2 a su favor y dejar al cuadro español eliminado y con una profunda tristeza, ya que el pase hubiera supuesto la clasificación olímpica para París 2024. No se puso conseguir la hazaña, pero hemos de destacar el pundonor y el sacrificio de las jugadoras españolas, que a pesar de los resultados, han estado de principio a fin, demostrando su valía y sus ganas de éxito. La expedición española emprende viaje de vuelta desde Corea del Sur, teniendo prevista su llegada a Madrid en la mañana de este jueves.